27 de diciembre de 2009

EL FIN DEL MUNDO ES EL FIN DEL MAL

Cuando Jesucristo habla del fin del mundo se refiere al fin del mal, nunca al fin de su creación, y aunque nosotros con nuestro pecado llegaremos prácticamente a destruirla, Dios lo impedirá y renovará la tierra en cielos nuevos y tierra nueva como nos lo dice el libro del (Apocalipsis 21, 1:)
" vi entonces un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el priemr cielo y la primer tierra dejaron de existir". Es decir el mundo será renovado por el poder de Dios y será como en el principio de la creación: perfecto. Dios no va a destruir su creación, sino a recrearla de manera perfecta, porque lo imperfecto dejará de existir. Asimismo nosotros seremos renovados y nuesro cuerpo se revestirá de inmortalidad como fueron creados nuestros primeros padres Adán y Eva: perfectos, en la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo sobre las nubes glorioso. (1 Tesalonicenses 4,13-18).

El tiempo se acaba... ¿y tus buenas obras...?. Ellas serán el tesoro que llevarás al cielo...

Santoral: los santos de cada dia

Seguidores

gracias por su visita, por favor comparte este portal..

1450 visitas a este blog y contabilizamos desde cero nuevamente